jueves, 10 de junio de 2010

EL BIKINI

Una de las prendas más tradicionales del vestuario femenino para las temporadas veraniegas es, sin lugar a dudas, el bikini. Esta prenda compuesta de dos partes, tiene su origen hace mucho tiempo atrás, aunque casi, curiosamente, se estén celebrando ahora los 63 años de su aparición. Invención o reinvención, la cuestión es que esta prenda no deja de ser uno de los atuendos más utilizados por las mujeres de hoy en día en época estival.

Pero hablemos de su origen… Se cuenta que el bikini fue inventado por el ingeniero francés, Louis Réard, quien al pasar al frente de la mercería familiar, se atrevió a ofrecer a sus clientas este nuevo traje de baño femenino. Claro que también hay que hacer mención a Gertrude Ederle, que cortó su traje de baño en dos partes para cruzar el canal de la Mancha.

Pero la controversia sobre el origen del bikini se inicia cuando se descubren en Italia unos mosaicos de arcilla que tienen dibujados en ellos figuras femeninas con trajes de dos piezas. Estos mosaicos datarían del año 1.600 antes de Cristo y por esta razón se cree que el ingeniero francés reinventó esta prenda, pero no fue realmente él quien la inventó o diseñó por primera vez.

Por otra parte, no se si sabéis que la palabra “bikini” proviene del nombre de un atolón de Marshall Islands en el Pacífico, llamado Bikini Atoll, tristemente famoso por ser centro de operaciones con bombas nucleares en los años 40.

La evolución de esta prenda no fue sencilla. Al principio no estaba bien vista por las sociedad y sus costumbres del momento, que no veía con buenos ojos esta nueva moda. Pero poco a poco fue ganando popularidad, hasta llegar a ser usada por artistas como Marilyn Monroe.

Después de esto el éxito del bikini fue contundente. Aquellos países (en especial los católicos o con fuerte presencia religiosa, como España o Estados Unidos), en donde estaba prohibido el uso de este traje de baño, fueron aceptándolos rápidamente.

Una de las películas que más colaboró con este cambio fue la protagonizada por Úrsula Andress y Sean Connery como James Bond; hablamos del Doctor No. Así el éxito de películas como ésta, junto con la belleza de las mujeres que posaban en estos trajes de baños, fueron convenciendo a la mayoría de la sociedad.

Con el tiempo esta prenda ha ido sufriendo cambios pero siempre manteniendo su esencia. Hoy día se habla de trikinis y otras prendas similares, pero, sin duda, el bikini marcó el inicio de una nueva forma de ver por parte de la sociedad: para algunos expresa “libertad” y para otros la mujer como objeto de deseo...


© Fini Calviño