domingo, 8 de enero de 2012

CONVERSACIÓN

Rindiéndome a la evidencia de que la mitad del mundo tiene algo que decir, pero no puede, la otra mitad, no tiene nada que decir, pero no calla; me gusta rodearme de personas silenciosas,  que son mucho más interesantes que las mejores oradoras.

Valoro estar, donde está la conversación...

© Fini Calviño