miércoles, 8 de julio de 2015

san fermines



Menos mal que los toros tienen más sensatez y conocimiento que algunas personas.

© Fini Calviño