miércoles, 22 de julio de 2015

Elegir deseos

Si se pudiera elegir personalmente los deseos y eligiría estos tres:
No volverme a olvidar el corazón en casa como si fuesen unas llaves
y que ya no me cuenten más cuentos chinos ni de otras nacionalidades,
por favor.
Éste último deseo puede y vale por dos.


© Fini Calviño