jueves, 23 de abril de 2015

Tras el adiós

Y tras el adiós,
sólo quedó en pie la duda
sólo permaneció viva el ansia.
Por saber nuestros pecados.
Por olvidar las virtudes.

© Fini Calviño