domingo, 29 de abril de 2012

Prohibir


¡Tanto prohibir, tanto prohibir!, ¡tanto recorte de derechos!, yo propongo que si quieren prohibir, que sea levantarse sin ilusiones, vestirse por las mañanas sin ninguna esperanza, salir a la calle sin ánimos y caminar juntas y juntos, sin amor, sin amistad, sin solidaridad, sin humanidad. Si prohibiesen esto, el mundo sería más respirable. 

© Fini Calviño