jueves, 16 de febrero de 2012

ACOSO LABORAL


Mobbing es el acoso psicológico en el trabajo y tiene el objetivo de destruir la estabilidad psicológica de un ser humano, a través del descrédito y la rumorología. Se practica acosando grupalmente de tal manera que la víctima "estigmatizada" no pueda defenderse, que no pueda hablar o que su palabra ya no tenga ningún valor. La indefensión de la víctima proviene de la pasividad de los testigos de la violencia, que permiten la destrucción de otro ser humano de manera indignamente cobarde (Marina Parés.2005).

Para alguien que sufra acoso en el trabajo, debe ser terrible, nos pasamos, en el mejor de los casos, 7 horas al día trabajando y si estás mal en el trabajo se convierten en horas y horas de sufrimiento, de estrés, de impotencia que generalmente acaban con una baja por depresión en el trabajo. Testimonios como “al entrar en la oficina, me recorría un sudor frío por la espalda”, “me sentía sola alrededor en una empresa de 50 personas”, “sentía como todo el mundo me miraba y se reía de mi”… Repito, debe ser terrible.

Pero hay algo más terrible todavía, hay personajes que, víctimas de su lamentable vida social, necesitan mentir, difamar y montarse una película en su cabeza y alrededor de su (supongo triste y patética) vida y pregonar “alegremente” que es víctima de “acoso laboral” . Es lamentable, a la par que penoso que alguien así se cruce en tu camino, y se quiera apropiar de un personaje que no tiene cabida en la vida de otras personas que tienen una vida social, profesional y personalmente estable.

Ay...!, la envidia que mala consejera es…! He leído que a las personas les hacen grandes sus enemigos y ¡cuánta razón tiene!

“Mis amigos me quieren, pero mis enemigos aun más, pues soy la razón de su existencia"



© Fini Calviño