lunes, 7 de septiembre de 2015

No es la solidaridad

Las mismas personas que aplaudieron la guerra de Irak o redujeron a cero las ayudas de cooperación dicen ahora que la solución debe buscarse en los países de origen.

Invocar ahora, la solidaridad como principal argumento para hacer algo respecto a la crisis de las personas refugiadas es hipócrita porque es su derecho y también nuestra obligación.

© Fini Calviño